Each week we will be sharing a tip from our school psychologist, Mrs. Rollins.

The Psychological Benefits of Gratitude

During the holiday season, we tend to focus on gratitude, but did you know that gratitude can cause physical changes in your brain that make you happier?

The Mindfulness Awareness Research Center of UCLA found that when people are grateful their brain releases two chemicals: serotonin and dopamine. The first helps regulate your mood and the second is generally associated with happy. So there you go, being grateful really can make you feel happier.

The Journal of Positive Psychology published an article on the Neuroscience of Gratitude and they found that expressing thankfulness could help regulate mood and reduce feelings of stress, anxiety, and depression. This makes sense. If you have things to be grateful for and you take the time to notice them, you are less focused on disappointments and things you can’t control. You will generally feel that there is hope and good things in your life.

Other studies have found gratitude leads to reduced pain and better sleep. Who doesn’t want that? So in order to reap the benefits of gratitude, take time to meditate on what you are grateful for, tell people ‘thank you’ for things they do, write in a gratitude journal, follow a themed suggestion calendar so you are thinking of different things to be thankful for or any combo of the above.

Consejo psicológico de la semana

Cada semana compartiremos un consejo de nuestra psicóloga escolar, la Sra. Rollins.

Los beneficios psicológicos de la gratitud

Durante las fiestas, tendemos a centrarnos en la gratitud, pero ¿sabías que la gratitud puede provocar cambios físicos en tu cerebro que te hacen más feliz?

El Mindfulness Awareness Research Center de la UCLA descubrió que cuando las personas están agradecidas su cerebro libera dos sustancias químicas: serotonina y dopamina. La primera ayuda a regular el estado de ánimo y la segunda se asocia generalmente con la felicidad. Así que ahí lo tienes, ser agradecido realmente puede hacerte sentir más feliz.

El Journal of Positive Psychology publicó un artículo sobre la neurociencia de la gratitud y descubrieron que expresar el agradecimiento puede ayudar a regular el estado de ánimo y a reducir los sentimientos de estrés, ansiedad y depresión. Esto tiene sentido. Si tienes cosas por las que estar agradecido y te tomas el tiempo para notarlas, te centras menos en las decepciones y en las cosas que no puedes controlar. En general, sentirás que hay esperanza y cosas buenas en tu vida.

Otros estudios han descubierto que la gratitud reduce el dolor y mejora el sueño. ¿Quién no quiere eso? Así que para aprovechar los beneficios de la gratitud, tómate tiempo para meditar sobre lo que agradeces, da las gracias a la gente por las cosas que hacen, escribe en un diario de gratitud, sigue un calendario de sugerencias temáticas para pensar en diferentes cosas por las que dar las gracias o cualquier combinación de las anteriores.

Don’t forget to check out our Facebook, Instagram, or Twitter pages!

No olvides visitar nuestras páginas Facebook, Instagram o Twitter.

0 Shares